«

»

Feb 10

Una nueva técnica quirúrgica podría reparar nervios

Una de las peores cosas que pueden pasar en un feo accidente es que se cercenen nervios importantes dejando a un miembro o más paralizados. Esta parálisis es muy difícil de arreglar, la recuperación puede tardar meses y por lo general no se recupera la movilidad total, una condición que dura para toda la vida.

Esto ocurre, irónicamente, por el mismo proceso de reparación del cuerpo. Cuando se daña un nervio en los extremos dañados se forma una especie de costra para evitar que haya más daño. El problema es que esta costra también evita el paso de las señales de un lado a otro, así que cuando se reúnen los nervios quirúrgicamente estos no funcionan bien.

Una nueva técnica quirúrgica podría reparar los nervios impidiendo al cuerpo usar su propio sistema para arreglar este problema. Consiste primero en lavar el área con una solución libre de calcio y con un químico que evita la oxidación. Esto lava y previene la formación de la costra. Después se unen los nervios como siempre y se pegan con glicol de polietileno que permite que las capas externas de los nervios se unan mejor que con una sutura. Una vez que ya está pegado el nervio se procede, ahora sí, a que el cuerpo reinicie su proceso natural de reparación con una solución rica en calcio.

El procedimiento se ha probado en animales, en donde los resultados han sido muy alentadores. Los miembros comienzan a moverse horas después de la cirugía y es cosa de semanas para que el animalito esté corriendo otra vez. Se han hecho experimentos en espinas dorsales, que es mucho más complicado que los nervios que conectan a los diferentes miembros, pero los resultados no se conocen hasta ahora.

Esto no quiere decir que esta técnica vaya a funcionar en humanos. Para empezar la fisiología es diferente y alguna de estas diferencias puede hacer el proceso más complicado o menos efectivo. Y el segundo problema es que las lesiones de un accidente son muy diferentes a las que se hacen en un laboratorio que son limpias, precisas y bien controladas. Un accidente es muy distinto, sucio, con heridas de diferente tipo, desgarres y roturas por todos lados, etc. por lo que el método podría no funcionar.