«

»

Oct 06

Sudcoreano gana premio compitiendo contra elevador

Desafortunadamente el premio que se ganó fue un Darwin, el cual se otorga a todos los individuos de la raza humana que tienen la gentileza de matarse de manera estúpida para evitar que sus genes de estupidez de esparzan hacia el resto de la humanidad.

El estúpido de esta ocasión es un señor sudcoreano que no alcanza a entrar al elevador y decide que la mejor táctica que puede seguir es aventarse con su silla de ruedas motorizada contra las puertas.

Las puertas, tal vez preocupadas por su bienestar físico o simplemente queriendo evitar una confrontación, amablemente se quitan de enmedio y dejan pasar al hombre. Desafortunadamente el elevador ya se había ido y nada más quedó el pozo.

¡Felicitaciones! Espero que no refuercen esas puertas, son un buen método para mejorar la raza humana.