«

»

Oct 22

Sin señales de vida en el lago Vostok

El lago Vostok está en la Antártida y ha estado separado del resto del mundo durante 14 millones de años, cuando una capa de hielo lo cubrió y desde entonces no se ha descongelado. Al contrario, le cayó más nieve encima que durante los milenios se convirtió hielo y más hielo hasta formar una cubierta de 3 kilómetros y medio de espesor. Permaneció desconocido para el ser humano hasta hace unos años cuando se le descubrió por medio de radar.

Diagrama del Lago Vostok, mostrando como está enterrado bajo todo ese hielo. Imagen de troubador1

El agua en el lago ha permanecido líquida e inmediatamente varios equipos de investigación se dispusieron a taladrar para llegar hasta ellas y ver si es posible que aún exista vida ahí y como ha evolucionado. Fueron los rusos quienes llegaron primero en febrero de 2012. Para evitar contaminar el agua del lago con el fluido del taladro, que ayuda a descongelar el hielo, se retiró en cuanto tocó el agua y esta subió por el agujero, llevándose consigo el fluido. Después se congeló y ya congelada se llevó a la superficie. Esa agua se contaminó, pero el lago en sí permanece inalterado.

Los primeros resultados de analizar esa agua no han revelado rastros de ADN ni de vida bacterial, o sea nada de nada. Aún no es posible decir que no hay vida en el lago, puesto que se ha tomado una muestra muy pequeña y es posible que la densidad de los microorganismos sea muy baja, que estén muy separados entre sí. Nadie espera encontrar un monstruo en el lago.

Las investigaciones se reanudan este diciembre, cuando sea verano en la Antártida y se puedan sacar más muestras de agua. Estos experimentos servirán también para probar técnicas de exploración en satélites congelados como Europa.