«

»

Dec 31

Propósitos de Año Nuevo

2009 se convierte en 2010 por Optical Ilusion. Vía Flickr.

Nunca hago. Creo que uno de los errores más grandes que cometemos es hacernos propósitos muy ambiciosos, difíciles de cumplir y que además no nos nacen, sino que los hacemos porque son cosas socialmente aceptables.

Aunque no tiene en sí nada de malo ponerse un objetivo ambicioso, lo ideal es partirlo en pequeños pasos, fácilmente alcanzables. Por ejemplo, bajar de peso, es muy popular en estas fechas. Puedes decir que tu propósito de año nuevo es bajar de peso y dejarlo así. Lo más probable es que se te olvide para el 4 de enero.

Resulta mejor si le ponemos algunas acotaciones: Bajar 5 kilos para mayo. Es bastante fácil, sólo un kilo por mes. No está mal. Ahora lo que necesitamos es un plan para bajar de peso, y para bajar de peso sólo hay una manera: comer bien y hacer ejercicio.

Así que eso vamos a poner en el calendario: tal vez un día o dos a la semana de no comer pan o azúcar, incluir más verduras, ir al gimnasio o correr dos días a la semana, etc. Son cosas fáciles de cumplir y las podemos poner en nuestro calendario de actividades. Así no tenemos pretexto de que se nos atraviesen compromisos.

Por último, muy importante, la medición de nuestro objetivo, o sea pesarnos. La gente que sabe de esto no recomienda pesarse todos los días porque el cuerpo varía mucho de peso durante el día, pero nos podemos pesar una vez por semana e ir apuntando lo que pesamos. De esa manera podemos ver directamente los resultados de nuestro esfuerzo y ver si tenemos que hacer algo más.

Así que, si realmente quieres hacer un propósito de año nuevo y tomártelo con seriedad hazlo inteligentemente: razonable, que lo puedas dividir, organizar y medir. Lo más importante: que sea algo que realmente quieres hacer para ti, no para los demás.