«

»

Oct 07

Por fin Skype para Android: una reseña

Los que tengan un teléfono Android y una cuenta de Skype seguramente habrán lamentado la falta de un cliente oficial para hacer llamadas a todo el mundo muy baratas y gratuitas a Estados Unidos y Canadá, sobre todo cuando los dueños de un iPhone la han disfrutado desde hace mucho tiempo.

Lo peor es que Skype ha tenido la aplicación lista desde marzo, pero debido a acuerdos con Verizon no la había liberado para todos los usuarios sino nada más a los clientes de la empresa estadounidenses. Afortunadamente la situación ha cambiado y ahora la aplicación está disponible para todos… o casi. Los que tengan el Samsung Galaxy S por el momento no la pueden usar.

La aplicación hace llamadas usando 3G o WiFi y funciona de una manera muy parecida a como lo hace en el iPhone, excepto que cuando marcas a uno de tus contactos tu teléfono ahora te preguntará si quieres hacer la llamada a través de tu proveedor de servicio telefónico o a través de Skype.

El único problema que me he encontrado es que la llamada no pasa por el Bluetooth, tienes que escuchar y hablar por el teléfono, así que si tienes audífonos para manos libres, pues tendrás que seguir metiendo las manos. Eso es bastante decepcionante y espero que lo corrijan pronto.

Tampoco hace videollamadas. Tal vez lo añadan en el futuro pero, la verdad, para mí esta no es una característica importante.

La aplicación también es bastante pesada, unos 13 MB, lo cual puede ser un problema en teléfonos con baja capacidad de memoria. No tengo Froyo para probar si se puede pasar a la memoria SD.

Por otra parte, la calidad del sonido es buena, tanto en 3G como en WiFi. O bueno, tan buena como hacer una llamada desde el PC.

Sin embargo los usuarios de Estados Unidos están jodidos porque sólo podrás hacer llamadas a través de WiFi, a menos que tengas la versión para Verizon en cuyo caso sólo las podrás hacer a través de 3G. Y, si haces una llamada a otro número en ese país tu llamada se enruta a través de Verizon, quieras o no, lo cual tiene un costo y puede ser bastante alto. O sea, es un desmadre. Pero como no estoy en Estados Unidos y prácticamente no tengo necesidad de hacer llamadas para allá, pues me da igual. La versión internacional te deja hacer llamadas por WiFi o 3G.

Si estás en Estados Unidos te conviene más usar Google Voice, pero si no Skype funciona tan bien como siempre.