«

»

Oct 25

Moléculas anti-naturales podrían aniquilar el cáncer

En la naturaleza hay algunas combinaciones genéticas que no existen. Podrían existir, pero por alguna razón no se producen. Tal vez porque son tóxicas o incompatibles en algún modo con la química celular, el chiste es que al ADN no las produce. Estas moléculas se llaman “nulómeros“.

Los nulómeros fueron descubiertos por el doctor Greg Hampikian en la Universidad de Boise, Idaho, cuando se puso a buscar todas los combinaciones posibles de secuencias de ADN que pueden fabricar péptidos de cinco aminoácidos y las comparó con todas las secuencias que se conocen en seres vivos. Vio que de las 3.2 millones de combinaciones posibles no hay 198. No se sabe exactamente por que la naturaleza no produce esas 198 secuencias, pero Greg se puso a hacerlos artificialmente para ver que hacen.

Se dio cuenta dos, 9R y 9S1 por su nombre en clave, son particularmente efectivos contra células de cáncer de próstata y de seno, así como un tipo de leucemia. Matan al cáncer rápidamente y conforme pasa el tiempo se hacen más efectivos. Pero las células sanas son muy poco susceptibles a sus efectos, al contrario, se hacen inmunes en un par de días.

Observaron que funcionan alterando la producción de energía de las mitocondrias que son como los generadores de las células, sin energía la célula no puede vivir y estos nulómeros la hacen caer prácticamente a cero.

Una célula eucariótica normal. La cosa roja es la mitocondria, donde se convierte el oxígeno y carbono en energía para la célula. Imagen de wellcome images.

Actualmente se encuentran alterando químicamente estos nulómeros para hacerlos más efectivos, analizando su mecanismo para saber por que dejan en paz a las células sanas, lo que podría derivar en técnicas para atacar otros tipos de cáncer. No es probable que en un tratamiento se llegue a usar este método solo, sino en combinación con otras drogas para evitar que el cáncer desarrolle resistencia.

Hay que recordar que estos nulómeros solo se han probado en células de laboratorio, todavía falta mucho para ver como funcionarían en un organismo vivo y en seres humanos antes de poder desarrollar un fármaco viable.