«

»

Oct 12

Los teléfonos del futuro serían apachurrables

Hasta ahora las interacciones táctiles de los celulófonos se han reducido a vibrar bajo ciertas acciones y a ponerse caliente cuando lo usamos muchos tiempo.

Pero en el futuro puede que vayan mucho más allá. Investigadores de la Universidad de Washington en Seattle, lidereados por Shwetak Patel, han desarrollado una tecnología llamada SqueezeBlock para dispositivos móviles que les permite cambiar de forma dependiendo de una situación.

El dispositivo usaría una serie de resortes virtuales que empujarian la superficie del teléfono para darle una nueva forma. No sólo eso, sino además pueden cambiar su resistencia para hacerlos más aguados o firmes. Por ejemplo, si recibes un mensaje de una persona que te cae mal el teléfono se puede poner flácido como pescado pasado. En cambio, si está entrando una llamada de esa chica del segundo piso que tiene unas piernas que le llegan hasta el piso, el teléfono puede poner duro y firme como… digamos, una pera madura.

El teléfono también puede sentir cuando lo aprietas y responder con una nueva acción. De ese modo puedes contestar la llamada, pasar al siguente mensaje, y posiblemente otras más.

Sería muy útil tener un teléfono apretable, aunque esta tecnología todavía está en fase de desarrollo y falta poder miniaturizarla para meterla en un teléfono convencional. Si ninguna empresa telefónica la patenta para bloquear a todas las demás (aunque ellos no hayan desarrollado la tecnología, eso nunca los ha detenidos) posiblemente en unos cinco o seis años veamos los primeros modelos de teléfono apachurrable.

[gmap]