«

»

Jan 17

Los insectos le darían de comer a sus propios implantes

Los animales estamos acostumbrados a sacar energía de otros seres vivos, nos los comemos y convertimos su energía en azúcar que repartimos por nuestras células para su consumo o almacenamos en grasas que podemos convertir otra vez en azúcar cuando llevamos algo de tiempo sin comer.

Ahora, un equipo de la Universidad de Case Western Reserve ha logrado implantar sensores electrónicos en insectos que se alimentan de la sangre del propio insecto. La energía la obtienen de una celda de bio-combustible que convierte el azúcar de la sangre en electricidad y la almacena en una batería. De esta manera se pueden usar insectos para llegar a partes de muy difícil acceso y medir niveles de gases tóxicos, radioactividad, o para buscar personas en zonas de desastre.

Por el momento estas celdas no son muy eficientes y generan poca electricidad, pero se puede almacenar en la batería y usar el sensor por periodos cortos cuando se necesite. Desafortunadamente esto quiere decir que todavía estamos a unos años de poder tener implantes totalmente cyborgs. A los insectos no parece importarles este nuevo parásito y tampoco sufren mucho cuando se les quita.

Si me preguntan a mí sería mejor tratar de investigar la posibilidad de tener una fuente potente de energía, como una celda de hidrógeno, que gener electricidad para los implantes cyborg y además parte se convierta en azúcar para darle de comer a la parte orgánica. Probablemente esto sea más eficiente.