«

»

Sep 06

De Canadá a México con un sólo tanque

Craig Henderson, del estado de Washington, decidió un buen día manejar desde Blaine, en la frontera con Canadá, hasta Chula Vista, en la frontera con México, una distancia aproximada de 2380 kilómetros.

Eso no es nada extraordinario. Lo que sí es extraordinario es que lo haya hecho sin cargar combustible una sola vez. Sólo paró para comer, ir al baño y dormir. Dirán ustedes “seguro traía un tanquesote” pero no, en todo el trayecto apenas gastó 47 litros, apenas un tanque de combustible (o menos, muchos coches vienen con tanque de 60 litros).

Para conseguir este fantástico rendimiento de 50.6 km/l desarrolló su propio coche, el Avion, por allá de 1984 con el propósito de hacerlo súper aerodinámico y ligero.

El auto usa una estructura monocasco de aluminio con refuerzos de acero y un cuerpo de kevlar y fibra de carbono moldeados. Lo impulsa un motor diesel de 800-cc que apenas necesita producir de 3 a 4 caballos de fuerza para sostener una velocidad de 88 km/h (la máxima en las autopistas de Estados Unidos).

Me imagino que ahora se están preguntando “¿y por qué no se comercializan estos coches?” Hay muchas razones. Este auto, para ser tan ligero, no lleva casi aditamentos especiales: asientos para pasajeros, radio, portavasos, sillitas para los niños, maletero, etc. Es pequeño y es mucho menos resistente a los impactos que un auto de producción. Tampoco acelera de 0 a 100 en 6 segundos ni mucho menos. Pocas personas lo comprarían.

Después de todo la tecnología no es nueva, simplemente al mercado no le gusta esta clase de vehículos, por muy ahorradores que sean.