«

»

Mar 12

Como imprimir tu propia casa

Si el invento del italiano Enrico Dini puede dar el salto de prototipo a modelo industrial, la construcción de una casa podría ser tan fácil como crear el plano en la PC y después apretar “Imprimir”.

Impresora 3D actual

Si te puedes deshacer de la caja, puedes imprimir objetos de cualquier tamaño


Las impresoras 3D tradicionales suelen ser una caja donde se mezclan materiales que se solidifican al entrar en contacto con cierta luz o al combinarse con otro material. El tamaño máximo de lo que se puede imprimir está limitado por la caja y estas no son muy grandes.

El inventor italiano ha conseguido fabricar una impresora 3D con libertad de movimiento que no necesita una caja y se puede desplazar de un lugar a otro para construir una estructura prácticamente de cualquier tamaño. Puede hacer desde una pequeña escultura hasta una casa. Dini quiere usar su invento para construir una catedral.

La manera en que funciona el artilugio es colocándolo sobre una pila de arena y unos aplicadores, como si fuera una impresora de inyección de tinta, le escupen una sustancia que hace que la arena se convierta en piedra. Solidificando capa por capa se puede ir construendo una pared y el aparato puede moverse para construir estructuras más grandes.

El resultado es una pieza esculpida hecha de una piedra parecida al mármol. Potencialmente el tiempo de construcción puede ser una cuarta parte de los medios convencionales y con un costo de la mitad o un tercio.

Actualmente inversionistas y asociaciones arquitectónicas están revoloteando en torno a Dini, convencidos de la tremenda utilidad de su “impresora”. Le han pedido prototipos para experimentar y desarrollar y no me extrañaría que en pocos años veamos los primeros modelos comerciales.

Esta tecnología tiene el potencial de revolucionar completamente a la industria de la construcción de manera incalculable.