«

»

May 25

Animales de diseñador

Seguro que ya saben que los mismos científicos que terminaron de hacer un mapa del genoma humano por primera vez hace como diez años ahora han creado una nueva forma de vida al crear una cadena de ADN artificial e inyectándola a una célula de una bacteria. El resultado es un nuevo bicho que come, caga y se reproduce felizmente como cualquier otro ser vivo.

Técnicamente creo que se trataría de una quimera porque es la combinación de dos bichos. Es lo de menos, el caso es que se trata de un animal nunca visto antes en la naturaleza y que fue creado de manera artificial.

Bacteria gigante mutante tragaplanetas. Foto de PhOtOnQuAnTiQuE

En realidad no se trata de haberle dado vida a la materia inanimada sino de moldear la vida ya existente para darle una forma que no existiría de otro modo. Las implicaciones son muy interesantes.

Para empezar, la creación de mi ejército de clones para dominar el universo está más cerca. Por otro lado, también la creación de bacterias y otros bichos a la medida tal vez sea cosa de algunos años. Por ejemplo, algunos de estos bichos podrían fabricarse para comerse el petroleo que está saliendo de la plataforma New Horizons en el Golfo de México. O para atacar ciertas plagas o enfermedades. O que puedan vivir y terraformar Marte o Venus.

Cosas más atrevidas, animales multicelulares como perros con superolfato e inteligencia aumentada, pueden estar a varias décadas de distancia, pero ya no se sienten imposibles. Para eso tenemos que imaginar humanos que puedan vivir bajo el agua o en los polos, o puedan vagar por el espacio exterior sin protección. Tal vez estas cosas no sean imposibles, tal vez sólo sean imprácticas. El caso es que son cosas mucho más remotas.

Por supuesto, también tienen su lado negativo. Todo mundo conoce la paranoia de virus fabricados a la medida, de accidentes que salen de control, de supermonstruos y mutantes; o de creaciones del ser humanos que lo superan y, aún no siendo malvados, terminan por reemplazarlo.

Todo esto está bien. Digo, sobre todo lo último. Si una de nuestras creaciones nos rebasa, pues bien ¿no? Todas la civilizaciones han pasado, nuestra especie tampoco es eterna, así que ¿qué nos preocupa? Por lo menos habrá una parte de nosotros continuando nuestra labor.

Paradójicamente creo que para disminuir los riesgos de supervirus y bioterrorismo, lo mejor es darle más tecnología a más gente, en vez de tratar de protegerla y tenerla en manos de unos cuantos. Igual que en como pasa con los movimientos de fuente abierta, en cuando se detecte un virus o ataque, la gente puede ponerse a crear una solución y tenerla disponible en menos tiempo y usando menos recursos que si toda la tecnología estuviera encerrada en grandes laboratorios ultra secretos.

En cuanto supermonstruos y accidentes, pues toda tecnología conlleva un riesgo que no se pueden eliminar totalmente sin eliminar también los frutos buenos de las mismas.

Si pudieras diseñar un animal ¿cómo sería?